13 julio 2015

Ensalada de bacalao confitado y pimientos asados

Una de mis últimas recetas ha sido la ensalada de bacalao confitado y puedo aseguraros que he seguido "jugando" con este ingrediente para seguir preparando otras ensaladas. Esta es otra opción más contundente que la anterior.

INGREDIENTES:
Para dos personas
2 lomos de bacalao desalado
2 dientes de ajo
Lechuga
1 pimiento rojo de asar
1 pimiento verde de asar
2 patatas pequeñas
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de manzana
Sal
Pimientas de colores 
Arándanos deshidratados

PREPARACIÓN:
En una cazuela pequeña, lo justo para que entren los lomos de bacalao, ponemos el pescado. Lo cubrimos con un buen aceite de oliva.  Pelamos dos dientes de ajo y los golpeamos (con una cuchara) para que exploten. Los ponemos en el aceite. Colocamos en el fuego. En una vitrocerámica que tenga del 1 al 9 lo confitaremos en el número 4. Cuando el aceite empiece a templar dejaremos que se haga 15 minutos. Con este tiempo es suficiente pero si os gusta el pescado más hecho lo dejáis reposar un poco más pero fuera del fuego. Colocamos sobre papel de cocina para que pierda el exceso de aceite. Lo podemos dejar enfriar totalmente o servir la ensalada templada. 
Los pimientos podemos tenerlos asados previamente. En la entrada pimientos rojos asados podéis ver su elaboración y envasado para que nos duren varios días. Los verdes se asan igual.
En una cazuela ponemos agua, sal y las patatas. Ponemos al fuego y dejamos que se hagan hasta que al pincharlas con un palillo notemos que ya estan blandas. Retiramos, sacamos del agua, colocamos sobre papel de cocina y dejamos enfriar. Cuando estén frías las pelamos y colocamos en un plato, haciéndo un puré con un tenedor. No necesitamos manchar más utensilios porque con un tenedor queda muy bien.
Lavamos y secamos bien la lechuga. Es muy importante que no tengan agua.
En un frasco de cristal con tapa ponemos aceite de oliva virgen extra, sal, pimientas de colores (a ser posible recién molidas), vinagre de manzana y arándanos deshidratados. Dejamos que repose 15 minutos antes de aliñar la ensalada. De esta forma se hidratarán un poco los arándanos. Quedan más ricos y bonitos. 
Ya tenemos todos los ingredientes listos para emplatar. Colocamos un aro grande sobre una fuente y en su base colocamos puré de patatas. Encima tiras de pimiento asado. Después lascas del bacalao confitado. Ponemos más tiras de pimiento. Otra capa de puré de patatas y repetiemos la operación. A mí me salieron dos pisos. La última capa siempre será de lechuga con un poco de bacalao y unas tiras de pimiento para decorar.  Mezclamos bien el aliño que tenemos en el bote. Solo tenemos que taparlo y moverlo enérgicamente. Echamos sobre la ensalada.
Y con este plato refrescante os deseo un maravilloso verano.

16 mayo 2015

Arroz con salchichas a la paprika

Esta receta es muy sencilla, ideal para cuando no tenemos muchas ganas de cocinar y especial para principiantes porque no tiene ninguna dificultad. A ver si el destinatario de este blog se anima a cocinar, algún día,  otra cosa que no sean espaguetis jeje  Por si acaso,  y aunque no parezca necesario  para las personas que tienen algo de idea de cocina,  pongo un paso a paso para los que empiezan a meterse entre fogones y piensan que cocinar arroz es complicado.

INGREDIENTES:
Para dos personas
200 gramos de arroz bomba
3 salchichas frescas blancas
3 salchichas frescas rojas
Salsa de tomate. Si es casera, mejor.
1 vaso pequeño de vino blanco
4 pimientos de piquillo
1 lata pequeña de guisantes
Paprika
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Caldo de verduras (1 puerro, 1 zanahoria, 1 trozo de pimiento rojo)

PREPARACIÓN:
Para hacer el caldo ponemos en una cazuela un litro de agua. Echamos un puerro, una zanahoria y un trozo de pimiento,  todo bien limpio. Salamos ligeramente y dejamos que se haga treinta minutos. Lo tendremos bien caliente para cuando lo vertamos sobre el arroz.
En una paellera o sartén amplia ponemos dos cucharadas soperas de aceite. Pinchamos las salchichas con un palillo para que no revienten y cuando el aceite esté bien caliente las freímos. Las salchichas pueden ser de cerdo, de pollo o de ternera. Las que más os gusten. Cuando estén doradas añadimos un vasito de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Añadimos cinco cucharadas soperas de salsa de tomate y revolvemos bien.
Ponemos el arroz en una taza para poder calcular el caldo que vamos a necesitar. Para arroz bomba siempre será el triple de caldo que de arroz. Una taza de arroz necesitará tres de caldo. De todas formas como tendremos el caldo caliente si vemos que nos queda muy seco o nos gusta más caldoso incorporamos poco a poco más caldo hasta conseguir el punto que nos guste. Echamos el arroz a la paellera y revolvemos bien. Añadimos una cucharada sopera de paprika e inmediatamente el caldo colado para que no se queme. Comprobamos el punto de sal por si con la que tiene el caldo no es suficiente.
Los primeros 10 minutos dejaremos a fuego fuerte. En una vitrocerámica del 1 al 9, en el número 7. Luego bajaremos la potencia al número 6 y dejaremos que se haga otros 15 minutos. Cuando falten 5 minutos para que esté hecho, añadimos los guisantes. Si son de lata, los ponemos en un colador y lavamos bien para que no tengan el agua de su envasado. Cuando retiremos el arroz del fuego ponemos por encima unos pimientos de piquillo, tapamos y dejamos reposar tres o cinco minutos. Ya tenemos nuestro arroz listo para servir.

03 mayo 2015

Ensalada de bacalao confitado

Esta ensalada es muy sencilla de preparar y luce mucho. Lo principal es desalar bien el bacalao,  lo que haremos dejándolo en agua 48 horas, cambiando la misma cada seis horas aproximadamente. Yo lo pongo en un bol grande y lo dejo en la nevera durante este proceso. 

INGREDIENTES:
Para dos personas
2 lomos de bacalao desalado
2 dientes de ajo
1 huevo
1 naranja
Lechugas variadas
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de manzana
Sal
Pimientas de colores 
Arándanos deshidratados
PREPARACIÓN:
En una cazuela pequeña, lo justo para que entren los lomos de bacalao, ponemos el pescado. Lo cubrimos con un buen aceite de oliva.  Pelamos dos dientes de ajo y los golpeamos (con una cuchara) para que exploten. Los ponemos en el aceite. Colocamos en el fuego. En una vitrocerámica que tenga del 1 al 9 lo confitaremos en el número 4. Cuando el aceite empiece a templar dejaremos que se haga 15 minutos. Con este tiempo es suficiente pero si os gusta el pescado más hecho lo dejáis reposar un poco más pero fuera del fuego. Colocamos sobre papel de cocina para que pierda el exceso de aceite. Lo podemos dejar enfriar totalmente o servir la ensalada templada. 
En una cazuela ponemos el huevo cubriéndolo fría y un poco de sal. Cuando empiece a hervir dejamos que se haga 10 minutos. Retiramos del fuego y ponemos bajo el chorro del grifo para que enfríe.
Lavamos y secamos bien las lechugas. Es muy importante que no tengan agua.
Pelamos una naranja y cortamos quitando toda la parte blanca que podamos. Parto la naranja en un plato y así añado el zumo que queda al aliño. Pelamos y partimos el huevo en rodajas.
En un frasco de cristal con tapa ponemos aceite de oliva virgen extra, sal, pimientas de colores (a ser posible recién molidas), vinagre de manzana y arándanos deshidratados. Dejamos que repose 15 minutos antes de aliñar la ensalada. De esta forma se hidratarán un poco los arándanos. Quedan más ricos y bonitos.
Ya tenemos todos los ingredientes listos para emplatar. Colocamos un aro grande sobre una fuente y en su base colocamos lechugas variadas. Encima rodajas de huevo. Después trozos de naranja y por último lascas del bacalao confitado. Repetimos la operación. A mí me salieron dos pisos. La última capa siempre será de bacalao. Mezclamos bien el aliño que tenemos en el bote. Solo tenemos que taparlo y moverlo enérgicamente. Echamos sobre la ensalada.

Queda un plato muy jugoso. Para demostrarlo la última fotografía donde la torre ya empezaba a caer ;)