11 octubre 2015

Conserva de remolacha

Si os gusta poner en la ensalada remolacha, os aconsejo que si las encontráis frescas hagáis esta conserva. Es muy sencilla y no puede compararse el sabor, con el que tienen las que podemos comprar preparadas.  Podemos hacer la cantidad que queramos ya que la receta nos da las pautas que deberemos seguir.

INGREDIENTES:
Remolachas frescas
Vinagre suave, de manzana o vino
Agua
Sal
Pimienta negra en granos

PREPARACIÓN:
Quitamos las hojas a la remolacha sin cortarlas al ras. Las lavamos bien porque las vamos a cocer sin pelar para que no pierdan sus propiedades. Las hojas de la remolacha las podemos utilizar como si fuesen hojas de acelga, para otro plato. En una cazuela ponemos agua con un poco de sal y las remolachas a cocer. Dejamos que se hagan treinta minutos. Comprobamos que ya están blandas pinchándolas con un palillo. Sacamos del agua, colocamos en un plato y dejamos que enfríen. Una vez frías, las pelamos y cortamos en bastoncillos o en rodajas fijas. Vamos rellenando tarros de cristal que habremos esterilizado, hirviéndolos en agua durante media hora. Tendremos que esterilizar los tarros y las tapas por separado. 
En un bol ponemos la misma cantidad de agua que de vinagre y unas bolas de pimienta negra (al gusto). Mezclamos y vertemos en los botes hasta el borde. Cerramos herméticamente con las tapas. Como esta conserva se hace en frío conviene esterilizarla. Para ello ponemos los tarros en una cazuela amplia, donde queden totalmente cubiertos por el agua, protegidos entre ellos con unos paños para que cuando hierva el agua no choquen y se rompan. Los tendremos media hora y sacamos con cuidado para no quemarnos.  Dejamos que enfríen,  a temperatura ambiente, boca abajo para que hagan bien el vacío. Una vez fríos ya podemos guardarlos en nuestra despensa.

7 comentarios:

  1. Finuca gracias por la receta, me gusta tu manera de hacer las, yo las puse en conserva simplemente cocidas en agua con sal, aun tengo unas cuantas y las haré a tu manera , bssss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el color que tiene la remolacha, esta conservo me parece que tiene que estar muy rica, y me parece ideal tener algún bote de fondo de armario y así poder disfrutarla cuando más nos apetezca,besos

    ResponderEliminar
  3. Finuca , nunca la comi o muypocas veces en ensalada , pero desde luego que asi conservada la aprovecharias mucho mas
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Hola FInuca! Hace mucho que no venía por aquí, es que me había quedado con la idea de que habías cerrado los comentarios. Está excelente esta conserva de remolacha, te digo sinceramente que no la he probado nunca! Besos y nos seguimos viendo!

    ResponderEliminar
  5. Finuca, como me alegra ver que publicas otra vez.
    Yo también hago conserva de remolacha, no tiene nada que ver con la comprada. Te doy toda la razón.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Tiene un aspecto buenísimo. A mi me gusta, la suelo comprar hervida envasada al vacio. Ya lo creo que debe estar mejor esta, solo hay que verla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No sabía que fuera tan sencillo hacerla en casa ¡me voy a animar! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar