13 julio 2015

Ensalada de bacalao confitado y pimientos asados

Una de mis últimas recetas ha sido la ensalada de bacalao confitado y puedo aseguraros que he seguido "jugando" con este ingrediente para seguir preparando otras ensaladas. Esta es otra opción más contundente que la anterior.

INGREDIENTES:
Para dos personas
2 lomos de bacalao desalado
2 dientes de ajo
Lechuga
1 pimiento rojo de asar
1 pimiento verde de asar
2 patatas pequeñas
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de manzana
Sal
Pimientas de colores 
Arándanos deshidratados

PREPARACIÓN:
En una cazuela pequeña, lo justo para que entren los lomos de bacalao, ponemos el pescado. Lo cubrimos con un buen aceite de oliva.  Pelamos dos dientes de ajo y los golpeamos (con una cuchara) para que exploten. Los ponemos en el aceite. Colocamos en el fuego. En una vitrocerámica que tenga del 1 al 9 lo confitaremos en el número 4. Cuando el aceite empiece a templar dejaremos que se haga 15 minutos. Con este tiempo es suficiente pero si os gusta el pescado más hecho lo dejáis reposar un poco más pero fuera del fuego. Colocamos sobre papel de cocina para que pierda el exceso de aceite. Lo podemos dejar enfriar totalmente o servir la ensalada templada. 
Los pimientos podemos tenerlos asados previamente. En la entrada pimientos rojos asados podéis ver su elaboración y envasado para que nos duren varios días. Los verdes se asan igual.
En una cazuela ponemos agua, sal y las patatas. Ponemos al fuego y dejamos que se hagan hasta que al pincharlas con un palillo notemos que ya estan blandas. Retiramos, sacamos del agua, colocamos sobre papel de cocina y dejamos enfriar. Cuando estén frías las pelamos y colocamos en un plato, haciéndo un puré con un tenedor. No necesitamos manchar más utensilios porque con un tenedor queda muy bien.
Lavamos y secamos bien la lechuga. Es muy importante que no tengan agua.
En un frasco de cristal con tapa ponemos aceite de oliva virgen extra, sal, pimientas de colores (a ser posible recién molidas), vinagre de manzana y arándanos deshidratados. Dejamos que repose 15 minutos antes de aliñar la ensalada. De esta forma se hidratarán un poco los arándanos. Quedan más ricos y bonitos. 
Ya tenemos todos los ingredientes listos para emplatar. Colocamos un aro grande sobre una fuente y en su base colocamos puré de patatas. Encima tiras de pimiento asado. Después lascas del bacalao confitado. Ponemos más tiras de pimiento. Otra capa de puré de patatas y repetiemos la operación. A mí me salieron dos pisos. La última capa siempre será de lechuga con un poco de bacalao y unas tiras de pimiento para decorar.  Mezclamos bien el aliño que tenemos en el bote. Solo tenemos que taparlo y moverlo enérgicamente. Echamos sobre la ensalada.
Y con este plato refrescante os deseo un maravilloso verano.

5 comentarios:

  1. Finuca , como apetecen las ensaladas en estos dias y esta tuya se come sola , menuda pinta que tiene hija mia , te quedo genial
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  2. Unos ingredientes muy ricos y así presentada en forma de timbal aún es más apatecible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Finuca, que cara te vendes, casi no publicas. Con las cosas tan ricas que preparas siempre, como esta ensalada.
    Tienes que animarte a ello. Espero que estés bien.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Holaaa! No me había dado cuenta que tenías alguna receta nueva. Copiando el título de la película te digo "Mejor imposible". El bacalao es uno de mis pescados favoritos y preparado así es exquisito. ¡Qué envidia de plato por Dios!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Para mí que soy tan fanático de las ensaladas jeje se ve ajjjjj deliciosaaaa

    ResponderEliminar