24 febrero 2013

Hamburguesa de salmón con tomates secos

¡Cómo pasa el tiempo! Ya tenemos un nuevo ingrediente, en el Recetario Mañoso, para preparar una receta y participar, dejando el enlace a nuestra entrada en su blog. El día 12 de Marzo podremos ver todas las recetas que reciban y que tendremos la oportunidad de guardar en E-book que prepara Pilar del Blog "Y a la luna se la ve el ombligo". Un trabajo tremendo que hace con ilusión y cariño. ¡Gracias Pilar!.
Este mes los anfitriones son Laura y Pedro, del Blog "Cacharreando en mi Cocina" y la persona integrante del Recetario Mañoso que la ayuda en todas las dudas y ejerce de mentora es María Pilar del Blog "Cocinica de Benas".  Con ese buen equipo seguro que tendremos un recopilatorio de recetas con tomates secos, lleno de nuevas ideas y platos originales. Os recomiendo que visitéis el post confeccionado por Laura y Pedro explicando las características que hacen de los tomates secos de Caspe, un manjar. Y ya, sin más, la receta que será mi aportación:
Vamos a preparar dos hamburguesas de salmón hermosas que, con una ensalada verde, completarán una comida.  Irán acompañadas de cebolla caramelizada al Vinagre balsámico de Pedro Ximénez y de tomates secos hidratados y fritos.

INGREDIENTES:
Para dos hamburguesas
400 gramos de salmón
3 ramas de perejil fresco
1 huevo
Pan rallado
Pimienta blanca molida
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Para la cebolla caramelizada
1 cebolla de 200 gramos (a ser posible Fuentes de Ebro)
Sal
20 gramos de azúcar moreno
1 chorro de vinagre balsámico Pedro Ximénez
Aceite de oliva virgen extra
PREPARACIÓN:
La noche anterior lavamos los tomates y los dejamos en un bol con agua tibia para que se hidraten. Por la mañana los escurrimos bien y colocamos sobre papel de cocina para que sequen bien. Debemos tener un cuidado especial en secarlos, es algo imprescindible.
Empezaremos cocinando la cebolla caramelizada porque tarda en hacerse unos 45 minutos y, en este tiempo, podemos preparar el salmón.
Ponemos en una sartén un chorro de aceite a calentar. Mientras, cortamos la cebolla en aros finos. Si podéis conseguir cebollas Fuentes de Ebro que, por cierto, son de Aragón, queda la confitura más rica pues son unas cebollas muy dulces, con muy poca acidez. De hecho no hacen llorar.
Ponemos los aros de cebolla en la sartén y salamos ligeramente. Dejamos que se haga a fuego bajo. En una vitrocerámica del 1 al 9 la haremos en el número 4. Revolvemos de vez en cuando para que se haga uniformemente. Cuando esté transparente echamos dos cucharadas de azúcar moreno, revolvemos bien y regamos con un chorretón de vinagre balsámico de vino Pedro Ximénez.  Dejamos que se haga despacio hasta que la cebolla absorba todo el vinagre. Yo, añadí un poco de agua para aligerar la salsa pues me parecía un sabor demasiado concentrado.
Quitamos la piel al salmón y comprobamos que no tenga alguna espina. Lo hacemos tiras y, con un cuchillo bien afilando, partimos en taquitos pequeños. Se puede hacer con la picadora pero yo no lo aconsejo porque queda una masa espesa y las hamburguesas quedan muy secas. Al picarlo manual serán más jugosas. Ponemos el salmón picado en un bol, junto con el perejil picado menudo, un huevo, sal, pimienta blanca molida y una cucharada sopera de pan rallado. Revolvemos bien hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados. Añadimos poco a poco más pan rallado hasta que la mezcla adquiera una textura que podamos manejar al dar forma a las hamburguesas.
Forramos una fuente con film transparente y, con ayuda de un aro de emplatar, hacemos las hamburguesas. Las cubrimos con film transparente y dejamos en un sitio fresco o en el frigorífico hasta el momento de hacerlas.
Ponemos una sartén o plancha a calentar con un poco de aceite y cuando esté bien caliente hacemos las hamburguesas. Será suficiente hacerlas dos minutos por cada lado. Quedarán bien hechas y jugosas.
En otra sartén, ponemos abundante aceite a calentar y freímos los tomates. Los reservamos sobre papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite. Solo nos queda emplatar. Sobre un pan redondo colocamos la hamburguesa de salmón, ponemos por encima cebolla caramelizada y rematamos con los tomates fritos.