15 febrero 2015

Conejo guisado al ajillo

El Recetario Mañoso ha empezado el año cambiando la forma de participar en su recopilación de recetas,  cocinando con un ingrediente aragonés. Nos lo ponen más sencillo. En lugar de mensualmente se enviarán recetas por temporada. Así que empezamos la temporada con el invierno. La anfitriona elegirá un ingrediente y los componentes del mañoso dos, con lo que tendremos tres ingredientes y tres meses para poder cocinar un plato eligiendo uno de los ingredientes, dos o los tres. Y el plazo para enviar recetas de invierno será hasta el 10 de Marzo. Os dejo a continuación el enlace para que lleguéis a la entrada que la anfitriona de invierno, Toñi Sempere del blog ¿Qué se cuece en mi cocina? ha preparado, para explicar cómo participar y los ingredientes con los que podemos hacerlo: conejo, arroz y borraja. En esta ocasión es Sefa del blog El buen yantar de Sefa, la persona del Recetario Mañoso que ayudará en todo lo que necesite a Toñi.
RECETARIO MAÑOSO: INVIERNO
Y este blog también empieza el año con un cambio. Siguiendo el consejo de varias personas vuelven a estar habilitados los comentarios. Después de casi un año sin ellos tengo que reconocer que algo le faltaba al blog.  Y ahora, la receta. Sencilla, con pocos ingredientes y que, a aquellos que odian el conejo, les puedo asegurar que queda estupenda con pollo. 

INGREDIENTES:
Para dos personas
1/2 conejo
4 dientes de ajo
1 vaso de vino blanco
Harina
Sal
Pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra
Tomillo
Perejil
Caldo de verdura (1 puerro, 1 zanahoria, 1 tomate, sal)

PREPARACIÓN:
En una cazuela ponemos medio litro de agua, un puerro, una zanahoria y un tomate con un poco de sal. Cuando empiece a hervir dejamos que se haga en lo que preparamos la base de la receta. Este caldo lo podéis hacer con pimiento en lugar de tomate o como más os guste. 
Si podéis pedís al carnicero que os parta el conejo. Yo, en esta ocasión, lo he troceado en casa y se nota la diferencia. Han quedado un poco desastre los trozos pero el sabor estupendo.
Limpiamos el conejo quitando la grasa que veamos sobra y secamos bien. Salpimentamos y reservamos. En una cazuela ponemos aceite a calentar. Pelamos 4 dientes de ajo y quitamos su germen central. Es un truco sencillo para que nos siente bien. Lo doramos a fuego medio-bajo. En una vitrocerámica del 1 al 9, en el 4. Una vez dorado, retiramos y reservamos. En ese mismo aceite subiendo el calor al número 8 doramos el conejo que habremos harinado ligeramente. Lo sellamos por ambos lados, añadimos los ajos que tenemos reservados y regamos con el vino blanco. Volvemos a poner el fuego en el número 4. 
Una vez evaporado el alcohol del vino blanco (unos cinco minutos), añadimos el caldo de verduras, el perejil y el tomillo. Tapamos la cazuela y dejamos que se haga media hora o hasta que esté tierno. Es importante echar el caldo poco a poco para que no nos quede un guiso aguado. Para ello cada diez minutos daremos vuelta a los trozos de conejo y añadiremos líquido si es necesario. Lo acompañé con patatas fritas y una ensalada. 

14 comentarios:

  1. Que rico y más con hierbas aromáticas frescas, me ha encantado y por cierto, me alegra poder comentar que si no es como que no se disfrutan igual las recetas ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El conejo me vuelve loca en todas sus preparaciones , es una de mis carnes favoritas, además es muy sana. Me encanta como te ha quedado, no hay más que ver las fotos.
    Besos y feliz semana carnavalera

    ResponderEliminar
  3. Hola Finca, me alegro que lo hayas podido arreglar.
    La receta me gusta y tener la en el Mañoso un lujo, bssss

    ResponderEliminar
  4. Un lujo de receta Finuca!, me alegra que has vuelto a habilitar los comentarios, de todas formas ahora en facebook o en g+ también estamos todos, al final acabamos comentado en mil sitios.
    Un besazo y muchas gracias por esa receta tan rica.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Finuca... Me alegro de poder tener la opción de dejarte algún comentario. Pensé que debía ser un error o algo así. El conejo tiene una pinta deliciosa. Ya imagino cómo debe estar al ajillo... Mmmm.. qué bueno!!
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Finuca, me parece bien que hayas vuelto a oner los comentarios.
    Yo también he vuelto a trabajar en los blogs después de un año muy, pero que muy vago.
    Yo no soy de conejo, pero si dices que con pollo está buena, me apunto a esta segunda opción.
    Abrzos.
    Amparo

    ResponderEliminar
  7. Finuca , que bien que volviste a abrir los comentarios , asi te puedo decir que este conejo tiene una pinta buenisima , a mi es una carne que me enacanta
    besinos gauapa

    ResponderEliminar
  8. Después de más de un mes me doy cuenta de que tenía configurado la moderación de comentarios. Ya lo he quitado porque ni me había dado cuenta de las cosas tan bonitas que habéis escrito.

    Ahora estaré al día.

    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  9. Bien, bien, bien!..
    Le has quitado la grasa la conejo y le has echado solo el líquido que necesitaba para estar tierno, has reducido la salsa y Voilà!..
    Divino de la muerte.
    Jaja!..
    Se me ha hecho la boca agua y todo.
    Besito.

    ResponderEliminar
  10. Sin los comentarios estaba como muerto.
    Te cuento mi punto de vista: Al abrir el blog yo procuraba mantener una frecuencia en las visitas y comentarios, tenía mala conciencia sino lo hacía así. Parecía como que quisiera recibir y no dar. Cuando disminuí la frecuencia en las publicaciones y visitas, me planteé quitar la opción "comentarios" pero creo que es el medio más rápido de comunicarse si hace falta y ahí están...
    Paso ya de tonterías Finuca y de críticas.


    ResponderEliminar
  11. Sin los comentarios estaba como muerto.
    Te cuento mi punto de vista: Al abrir el blog yo procuraba mantener una frecuencia en las visitas y comentarios, tenía mala conciencia sino lo hacía así. Parecía como que quisiera recibir y no dar. Cuando disminuí la frecuencia en las publicaciones y visitas, me planteé quitar la opción "comentarios" pero creo que es el medio más rápido de comunicarse si hace falta y ahí están...
    Paso ya de tonterías Finuca y de críticas.


    ResponderEliminar
  12. Bien, bien, bien!..
    Le has quitado la grasa la conejo y le has echado solo el líquido que necesitaba para estar tierno, has reducido la salsa y Voilà!..
    Divino de la muerte.
    Jaja!..
    Se me ha hecho la boca agua y todo.
    Besito.

    ResponderEliminar